Día 10º: 9 Ago: Cannes y Les Esclamandes plage.

RUTA DEL DIA:

Cannes – Les Esclamandes plage: 41,2 kms.

Les Esclamandes – Cannes: 41,2 kms.     TOTAL: 82,4 KMS.

El décimo día de nuestro viaje: Hoy vamos a visitar Cannes y después nos iremos a la playa. Sigue el sofocante y humedo calor de la Costa Azul. Un calor que no sobrepasa los 32º o 34º C. pero al que la humedad del ambiente, hace sentir con una sensación térmica mucho mayor.

La ciudad de Cannes es uno de los más importantes centros turisticos de la Costa Azul o Riviera francesa. Fue a finales del siglo XIX cuando la aristocracia inglesa empezó a sentirse atraida por las bondades del clima de esta región y así Cannes se fue convirtiendo en un importantisimo destino turístico.

Podemos dividir la ciudad, desde el aspecto turistico en dos sectores. Por un lado está el barrio de La Croisette, junto a las playas y el puerto deportivo. Aqui se concentra la más lujosa oferta turistica, los grandes hoteles, las mansiones aristocráticas, las tiendas y restaurantes de lujo y el glamour de la Costa Azul. También aqui en La Croisette se encuentra el Palacio de Congresos donde se celebra anualmente el celebérrimo Festival Internacional de Cine de Cannes.

En una colina, llamada el monte Chevalier, al oeste de La Croisette se ubica Le Suquet, el casco antiguo de la ciudad edificado entorno a la ciudadela medieval. Las pintorescas y animadas calles rue Saint Antoine y rue Meynadier comunican La Croisette con Le Suquet.

En el año 154 a.C. los romanos instalaron un fuerte en la Place de la Castre, en lo más alto del barrio para vigilar el mar, el bosque y la llanura que les rodeaban. En el siglo XI, Le Suquet se convirtió en una posesión de los monjes de Lerins, que construyeron una torre vigía, para protegerse de los sarracenos.

La torre cuadrada de Le Suquet, de 20 metros de altura, se construyó entre 1070 y 1385, y es uno de los símbolos de la ciudad. Junto a la torre se encuentra el Castillo de la Castre, que es patrimonio nacional desde 1790. En la actualidad alberga el Museo de las Civilizaciones Mediterráneas y Antiguas.

Tambien en la Place de la Castre, se encuentra la iglesia de Notre-Dame d’Esperance, la iglesia parroquial más antigua de Cannes, construida en el siglo XVI, para sustituir a una pequeña capilla. Esta iglesia domina toda la bahía y las vistas desde sus alrededores son espectaculares.

Se puede ver tambien al fondo el archipielago de las Islas de Lérins (St. Honorat y St. Marguerite), que se pueden visitar tomando un ferry en el puerto de Cannes, cuyo trayecto dura 20 minutos. En la primera de ellas se encuentra una Abadía cisterciense del siglo V. En la de Sainte Marguerite se encuentra el Fuerte Real, en cuyos calabozos se cuenta que estuvo el misterioso Hombre de la Máscara de Hierro.

El Musee de la Castre, comenzó como un legado de una coleccion de antigüedades orientales y de arte primitivo, donadas por el barón Lycklama en el año 1887. Hay objetos de Oceanía, África, arte precolombino y antigüedades del Mediterráneo. Tambien hay una colección de instrumentos musicales antiguos en la antigua capilla de Santa Ana, del siglo XII, anexa al edificio, ademas de diferentes pinturas de varias épocas.

El barrio de Le Suquet se compone por un laberinto de serpenteantes callejuelas, con numerosas escalinatas, por el que vamos descubriendo multitud de rincones con encanto, jardines escondidos o un antiguo molino.

Descendiendo llegamos de nuevo a la rue Meynadier. Tremendamente animada, esta calle esta repleta de tiendas y pequeños restaurantes, donde se mezclan lugareños y turistas. Se pueden apreciar tambien en esta calle hermosas viviendas del siglo XVIII y muy cerca se encuentra tambien el Marché Forville. Un viejo edificio de estilo provenzal donde se ubica un precioso y pintoresco mercado muy animado, donde se pueden adquirir las mercaderias de los productores locales, tanto verduras, como carnes o pescados y otros productos locales. Todo fresco y con un aspecto delicioso.

Junto al mercado, hicimos una parada para tomar un snack. Nada más y nada menos que unas ostras regadas con un fresquito y excelente vino Chardonay blanco. Seis fabulosas ostras y la copa de vino por solo 10 € es una oferta que no se puede rechazar.

Despues de tan delicioso aperitivo, dimos un paseo por el mercado, donde compramos un poco de fruta fresca y Coca-Cola e hielo para los cubatas, que nos tomaremos más tarde en la playa. También compramos pan en un horno tradicional junto al mercado y seguidamente nos encaminamos hacia La Croisette. Dejamos el coche en el parking del famoso Palais des Festivals et des Congres, donde cada año se celebra el Festival Internacional del Cine.

El Festival de Cine de Cannes es uno de los más importantes del mundo, y se celebró por primera vez en 1946, y se celebra cada año durante la segunda quincena de mayo. En el edificio del festival podemos ver la gran escalinata con la alfombra roja y ver las huellas de diferentes personalidades del cine que han pasado por este festival.

Junto al Palacio de Congresos se extiende el gran paseo marítimo de La Croisette, y frente a él preciosos edificios y lujosos hoteles como el espectacular Hotel Majestic-Barrière.

En el paseo maritimo de La Croisette, encontramos un kiosko de comidas, donde tomamos unos bocadillo para almorzar, y sin más dilación, nos fuimos a la playa deseosos de refrescarnos en el mar para aliviar el calor que hacía.

Como nos gustan las playas mas salvajes, separadas de grandes centros urbanos, buscamos antes del viaje las mejores playas alrededor de la ciudad de Cannes. Así descubrimos una atractiva playa. A 42 kms de Cannes, en la salida de la localidad de Frejus en dirección Saint-Aygulf por la carretera RN98. Se trata de la Playa de Les Esclamandes, considerada una de las más bellas playas naturistas de la región, cerca de la desembocadura del río Argens.

escl

Para llegar a esta playa en medio de un precioso paraje natural, hay que estar pendiente del cartel del chiringuito “Le Mas d’Estel”. Se puede aparcar en el parking habilitado junto a la carretera. También hay un gran recinto para aparcar junto al restaurante, se supone que de pago, o al menos para clientes del local. El caso es que habia un chico en la entrada a este aparcamiento, pero no nos dijo nada, solo que pasáramos y no nos cobraron nada. Tal vez porque eran cerca de las 15:30 h y ya era un poco tarde para las comidas. Desde luego había sitio de sobra en el parking.

En fin nos pusimos nuestros trajes de baños y las chanclas y con la neverita, toallas  y la sombrilla nos fuimos a la playa. Se trata de una extensa y espectacular playa de una blanca arena fina, muy bien estructurada, una primera parte normal, después un tramo delimitado naturista y a continuación una zona reservada para la practica del windsurf, más cerca de la desembocadura del Angers.

IMG-20190809-WA0007

El mar estaba muy calmado, unas aguas cristalinas y transparentes a una temperatura ideal, nos permitió disfrutar de una maravillosa tarde de playa sin mucha aglomeración de gente, sobre todo en la parte naturista.

Empezó a caer la tarde, y decidimos ir al “Le Mas de Estel” a tomar un aperitivo antes de dejar la playa cuando el sol empezaba a ocultarse. Es un precioso chiringuito con comodos sofás donde relajarse ambientado con música chill-out.

Tomamos un té y un Café Gourmande. Esto último es algo típico de aquí. Se trata de un café o té, acompañado de una bandeja con un surtido de pastelitos y fruta fresca.

Después del Cafe Gourmande, tomamos el camino de regreso hasta nuestro apartamento en Cannes, donde nos duchamos y pusimos guapos para regresar a La Croisette a cenar y deambular para conocer la noche de Cannes.

Cenamos en una bonita pizzería en una calle repleta de bares y restaurantes junto al paseo marítimo. Después de la cena a pasear por el boulevard de La Croisette, que a esas horas de la noche tiene un espectacular ambiente, lleno de lujo y glamour, con las lujosas tiendas y los tremendos coches de alta gama, como los que vimos ayer en Monaco, y mucha gente guapa paseando por aquí y por allá.

Y así terminamos nuestro día de Cannes. Poco a poco vamos entendiendo el porqué de la gran fama que tiene en el mundo la mítica Costa Azul o Riviera francesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s