Día 1º: 30 Jul: Sevilla – Amsterdam (Zaandam)

RUTA DEL DIA:

Avión: Sevilla – Amsterdam: 3 h.

Bus: Amsterdam – Zaandam: 13 m. 43 m por ser de madrugada.

El inicio de nuestras vacaciones fue un poco accidentado.

Nuestra idea en éste día era tomar un vuelo de Ryanair que nos llevaría de Sevilla a Bruselas-Charleroi. El vuelo debía de salir a las 11:20 h y llegar a Charleroi a las 14:00 h. Después teníamos previsto pasar la tarde en Bruselas y a las 20:23 h, tomar un tren hasta Amsterdam, donde teníamos previsto llegar sobre las 22:12 h.

Sin embargo, una huelga de los tripulantes de cabina de Ryanair trastocó sensiblemente nuestros planes. La verdad es que nadie nos comunicó nada.

Llegamos al aeropuerto de Sevilla a la hora prevista, y estábamos esperando el embarque, cuando en los paneles informativos se indica que el vuelo está retrasado. Pasada una hora, se procede al embarque en el avión.

Una vez en el avión, ya me extrañó que los tripulantes de cabina se fueron. Al rato, el piloto del avión nos indica que el vuelo no puede salir, debido a una avería. Que se han puesto en contacto con las oficinas de Dublin y que enviarán unos técnicos para ver la gravedad de la avería, así que debemos bajar del avión y volver a la terminal. Me seguía resultando muy sospechoso que no hubiera ningún tripulante de cabina en el avión, y que los propios pilotos nos despidieran del mismo.

Cuando llegamos a la Terminal y nos dirigimos al mostrador de la compañía, todos estos cabos sueltos quedaron atados en mi cabeza. No había avería, era que los tripulantes de cabina se habían declarado en huelga. Todos los vuelos de Ryanair estaban retrasados y la cola ante el mostrador era enorme.

EL VUELO QUE NO DESPEGÓ

Una chica de la compañía nos hizo entrega de una hoja en la misma cola, para poner la pertinente reclamación, dándonos solo dos opciones: Pedir reintegro del precio del billete, o esperar que nos ubicaran en otro vuelo de la misma compañía Ryanair, advirtiendo en este caso, que no habría ninguna plaza disponible hasta dentro de dos o tres días.

Viendo el plan, y la lentitud de la cola, decidimos movernos por nuestra cuenta con lo que empecé a buscar alternativas a través de mi móvil. Antes pedimos el reembolso, del dinero de nuestro vuelo, a través de la app de Ryanair. Para buscar otros vuelos, me bajé la aplicación de Rumbo.es, uno de los mejores buscadores de vuelos, y empezamos a buscar alternativas para Amsterdam, Bruselas, Rotterdam y otras ciudades cercanas, con salidas desde Málaga o Faro, incluso Madrid, pensando que desde Sevilla no habría nada.

Encontramos un vuelo desde Málaga hasta Rotterdam, pero antes decidimos mirar si había algo desde Sevilla. Y BINGO!!!, encontramos un vuelo de la compañía Transavia que salía desde Sevilla en el mismo día a las 21:05 y llegaba a la capital de Holanda a las 0:05 h. El precio 139,87 € por persona.

EL VUELO QUE SI DESPEGÓ

Solo un poco más caro que el vuelo de Ryanair. Unos 40 € más que el vuelo de Ryanair. Tuvimos mucha suerte de encontrar este vuelo. Pues el unico perjuicio en nuestro viaje, a parte de los gastos, sería no poder pasear por Bruselas esa tarde.

Como faltaban varias horas hasta la salida de nuestro vuelo, decidimos volver a casa, y allí mientras esperábamos, poner la reclamación a Ryanair. Pues hay que tener en cuenta que dan diez días hábiles para reclamar, y mejor hacerlo en casa que tener la molestia de hacerlo durante nuestro viaje.

Tenía que reclamar la devolución del coste del vuelo más los billetes del bus express Charleroi Airport-Bruselas y del tren Bruselas-Amsterdam. Y también la reclamación de daños y perjuicios causados, pues nadie nos comunicó previamente que el vuelo se iba a cancelar.
Preparamos la documentación y dejamos encargado a un familiar su envío por correo ordinario a la dirección de Dublin que nos indicaba la hoja que nos dieron el Aeropuerto.

Unos tres meses después, Ryanair nos indemnizó con 400,00 € a cada uno por todos estos inconvenientes, lo que estuvo bastante bien, dadas las circunstancias.

Después de ello, nos dirigimos al Aeropuerto, con tiempo suficiente, tres horas antes, porque para colmo había huelga de taxistas. Así tuvimos que coger el Bus al Aeropuerto, para el que había una enorme cola. Menos mal que pusieron mas servicios con lo que llegamos con tiempo de sobra al Aeropuerto.

Sin más inconvenientes, tomamos a su hora el vuelo de Transavia, llegando al Aeropuerto de Schiphol a las 0:05 h. Desde allí teníamos que coger el tren hacia Zaandam, donde nos alojaríamos en estos días. Una localidad unos 18 kms. de Amsterdam. Hay conexión directa desde el Aeropuerto de Schiphol.

La razón de alojarnos en Zaandam en vez de Amsterdam durante estos cuatro próximos días fue sencilla: El alojamiento en Amsterdam es carísimo. No encontré nada que bajara de los 100 € la noche. Así que buscando por los alrededores de la ciudad, encontramos el Easy Hotel Amsterdam Zaandam, a 68,00 € la noche, en esta pequeña y muy bonita localidad. Un excelente hotel, en esta localidad perfectamente comunicada con Amsterdam por tren. Se tardan solo 13 minutos en llegar desde Zaandam a la estación de Amsterdam Central por 3,80 € el trayecto. Con mucha frecuencia de paso a lo largo de todo el día.

En definitiva, llegamos al Easy Hotel cerca de las 2 de la madrugada, con lo que nos fuimos a dormir directamente, que mañana ya sería otro día. Pues en el día de hoy ya tuvimos suficiente ajetreo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s