Día 11º: 25 de Julio: Varna – Sunny Beach (Nessebar)

Ruta del día:

Varna – Monasterio de Aladzha: 15,40 km.

Monasterio de Aladzha – Nessebar: 115 km.

Nessebar – Sunny Beach: 5,50 km. TOTAL: 135,90 KMS.

Después de desayunar en el albergue nos dispusimos a iniciar la ruta de nuestro undécimo dia de viaje. Para ello debíamos recoger un coche que habíamos alquilado y que nos ayudaría a visitar Bulgaria. Compañía Budget, cinco días recogida en Varna y devolución en Sofia 272,64 €. Llegamos a la oficina del Rent-a-Car atravesando la animada calle peatonal Knyaz Boris I, donde se concentra la zona comercial del centro de la ciudad y cerca, edificios como el Teatro de la Opera, o la mismísima Catedral, pues el centro de Varna se puede recorrer andando fácilmente.

Antes de dejar Varna dimos un paseo por un bonito parque: El Parque de Mar. Su nombre el Parque Primorsky. Se inauguró en 1878. Este amplio y atractivo espacio verde, con vistas al mar, se extiende por unos 8 km y se dice que es el más grande de su tipo en Europa. Es habitual ver multitud de familias de paseo y señoras mayores que tejen encajes en verano, y cuando no, siempre hay algo que pasa, alguna actuación callejera, algún mercadillo…. Además de la vegetación y las vistas, el parque es el hogar del acuario de la ciudad, parque zoológico y planetario.

En un lugar preeminente se encuentra El monumento a los luchadores, caídos contra el fascismo y el capitalismo, de la ciudad de Varna y del distrito de Varna durante el período de 1923-1944”, conocido como el Panteón, cerca del Palacio de Cultura y Deportes. La historia de este monumento comenzó en 1945, cuando en la colina Turna, en la parte norte de Varna, se construyó la Colina Fraternal, en la que se colocaron los huesos de los luchadores perecidos en la batalla contra el fascismo y el capitalismo. Diez años más tarde se decidió reubicar un cementerio católico y un monumento a los soldados franceses perecidos de cólera durante la Guerra de Crimea, que ocupaban el territorio que actualmente ocupa el Panteón. Y allí, al nuevo monumento, se trasladaron los huesos de la Colina Fraternal. El Panteón se inauguró el 6 de noviembre 1959 con motivo de la celebración del 42º aniversario de la Revolución de Octubre de 1917 en Rusia. Las figuras principales del monumento, realizadas sobre los relieves en un periodo de siete meses, representan a dos combatientes, uno de los cuales está herido y el otro gloriosamente siguiendo la batalla. Por debajo de ellos, sobre el propio osario en siete relieves de piedra, se representan diferentes escenas. En 1995, los huesos de los muertos fueron retirados y entregados a los familiares de los difuntos, para ser enterrados. El Panteón fue declarado monumento histórico en 1971.

Junto al parque Primorsky se extiende el gran paseo marítimo de Varna, con sus terrazas, discotecas y chiringuitos junto a la playa de Varna, de fina arena tostada que saluda al Mar Negro.

Y después de este paseo tomamos el coche y nos dirigimos al primero de los muchos Monasterios que se pueden visitar en Bulgaria, el Monasterio troglodita de Aladzha

El Monasterio de Aladzha está situado en una bonita localidad a 14 km al norte de la ciudad de Varna, cerca del complejo hotelero de Arenas de Oro (Zlatni pyasaci) y en la parte central del parque natural de “Arenas de Oro”. No existen datos fiables de cómo se creó el monasterio, pero consta que entre los siglos X-XII ya existía.

Aladzha es uno de los pocos monasterios rupestres de Bulgaria, donde las piezas separadas con diferentes funciones son claramente identificables. Las piezas del monasterio fueron cavadas en dos niveles diferentes de un acantilado de piedra caliza de casi 40 metros de altura. En el primer nivel se encuentra la iglesia del monasterio, las celdas de los monjes, el comedor, la cocina, un pequeño cementerio, el osario y las dependencias agrícolas. El segundo nivel es un nicho natural rupestre en cuyo extremo se ubica la capilla del monasterio.

A unos 600-700 metros al oeste del monasterio se encuentran un grupo de cuevas conocidas como las “Catacumbas”. Los artefactos descubiertos – cerámica, monedas, pinturas murales y muchos más – muestran que las “Catacumbas” fueron habitadas en la época paleocristiana (siglo V-VI).

Después de la caída de Bulgaria bajo el dominio otomano al final del siglo XIV, el Monasterio de Aladzha fue decayendo gradualmente y se supone que fue finalmente abandonado en el siglo XV – XVI.

El nombre cristiano del monasterio se desconoce. El nombre “aladzha” es de origen turco y significa “variopinto, abigarrado”. El primer explorador del monasterio, K. Shkorpil, registró una leyenda según la cual el patrón del monasterio fue San Spas (de “Hristos Spasitel”, que significa Cristo el Salvador).

Hoy, el Monasterio de Aladzha es un popular destino turístico, visitado por miles de turistas. El monasterio rupestre se encuentra en la parte central del Parque Natural de Arenas de Oro: un área protegida con especies raras de árboles. La hermosa naturaleza combinada con los sitios históricos y cristianos convierten el lugar en un destino maravilloso para el turismo cultural, el ecoturismo y la peregrinación.

El monasterio fue declarado monumento arquitectónico de importancia nacional y posteriormente paso a formar parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Además del monasterio, los visitantes pueden ver un museo, en el que se muestran maquetas. Se pueden comprar souvenirs y materiales informativos del edificio.

Después de visitar el Monasterio nos dirigimos a Nessebar, que se encuentra a 115 kms de Aladzha. Por el camino nos detuvimos en una preciosa playa del Mar Negro. Que desde luego, a simple vista de negro se ve poco.

Hay varias ideas que sugieren por qué se le llama mar Negro. Claro que este nombre es relativamente nuevo, pues los pueblos de las antiguas civilizaciones lo conocían de otras maneras: mar Hospitalario, mar Inhóspito, mar Mayor o simplemente El Mar. No se sabe exactamente a qué se debe su nombre actual, aunque es posible que haya sido llamado así debido al tono oscuro que los marineros observaban durante las fuertes tormentas, o bien, por los objetos procedentes de barcos y la materia vegetal que se cubrieron con lodo negro aparecido por la alta concentración de sulfuro de hidrógeno en las aguas

El mar Negro es un cuerpo de agua salada casi completamente cerrado por tierra, al este del continente europeo y al oeste de una pequeña parte de Asia menor. Está limitado por Bulgaria, Rumania, Turquía, Ucrania, Rusia y Georgia. Su cuenca de forma ovalada está lejanamente conectada con el océano Atlántico a través del estrecho de Gibraltar que conduce al mar Mediterráneo; a su vez, este conduce al mar Egeo y se une al mar de Mármara a través del Estrecho de los Dardanelos. El mar Negro está cercanamente unido al mar de Mármara por medio del Bósforo.

Despues del relax playero continuamos hacia Nessebar, y nos alojamos en el resort turístico Sunny Beach a unos cinco kilómetros de esta localidad, a donde llegamos al atardecer.

Sunny Beach es el destino playero más grande y popular de Bulgaria. Se trata de un complejo ganador de Bandera Azul, situado en un golfo pintoresco y ecologicamente limpio en la costa búlgara del Mar Negro, cerca de la ciudad de Nesebar, el puerto deportivo de St. Vlas y el aeropuerto internacional de Varna (30 km). Sunny Beach está situado a lo largo de la franja de playa más ancha. Con sus cientos de bares y restaurantes, múltiples entretenimientos y tiendas y su infraestructura desarrollada, el complejo atrae a miles de turistas de todo el mundo. La temporada turística aquí dura desde mayo hasta octubre.

Es un enorme complejo repleto de hoteles, bares y discotecas, con un ambiente típico de sol y playa, lleno de turismo internacional. Teníamos reservada una habitación en el Hotel Azzurro, de tres estrellas a ¡¡¡22,00 € la noche!!!.

Pero al entrar en Sunny Beach, surgió un problema: cómo encontrar el Hotel en una localidad tan enorme y llena de turistas extranjeros, a quien preguntar. Menos mal que se me ocurrió una gran idea. Mi pareja se puso al volante del coche, y yo busque un taxi, y le dije que nos llevara al Hotel, y que ella nos siguiera detrás. Así, sin mayor contratiempo, llegamos al estupendo Hotel Azzurro.

Ya casi había caído la noche y para terminar el dia nos fuimos a cenar a un Restaurante Barbacoa que había junto al Hotel y que tenía además música en directo. Una buena forma de acabar el dia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s